sábado, 9 de septiembre de 2006

Cabaret




El espectáculo se desarrolla en 1931 en Berlin, en ascuas de un régimen nazi que todos tratan de evadir llendo de fiesta en fiesta a través de las drogas, el sexo y el espectáculo.

La historia comienza en un cabaret el "Kit Kat Klub", un club nocturo donde chicas y chicos se prostituyen después del espectáculo. Los personajes de nuestra historia no son precisamente ricos, ni felices, son más bien el deshecho social de la sociedad berlinesa. Un escritor bohemio, unas bailarinas en su decadencia obligadas a prostituirse para sobrevivir, una anciana que vive de las rentas y un judío que vive de la esperanza de que el nazismo no sea más que una moda en peligro de extinción y como no un joven politicamente activo que vive de espiar para el régimen fascista.


Un mundo bohemio envuelto en un halo de fetichismo y supervivencia. Una historia de amores imposibles, historias increibles y finales trsites que hacen de Cabaret una tragedia entre carcajadas.

En este espectáculo hay treinta y tres artistas entre actores, cantantes y músicos.

Igual que en Fama la música es maravillosa, hay más contacto visual con la orquesta sobretodo teniendo en cuenta que la mitad de los actores forman parte de la orquesta e interactuan en la obra. En algunos actos chelistas, violinistas, flautistas y trompetistas (entre otros muchos) vestidos con ligueros toman el protagonismo de la historia donde interpreta la orquesta del Kit Kat Klub.

En relación al baile, los bailarines son espectaculares, aunque aquí la perfección toma un segundo lugar siendo la trasmisión de sentimientos y emociones lo que toma un papel principal. La obra entera está cargada, de erotismo, lascivia e insinuaciones.

Como anédota os contaré que antes de que entre el público en la sala, los actores suelen calentar en el escenario, y mientras el público se sienta los actores se maquillan y visten. En este espectáculo la mecánica es al revés. Los actores salen al escenario a calentar completamente vestidos y maquillados, y mientras el público se sienta, los actores interactuan con el público y sumidos en sus diminutos atuendos, interpretan completamente su papel de conquistadores, mostrando al público sus encantos y ofreciéndoles noches salvajes de placer donde todo, todo vale. Las miradas, las palabras y los gestos que intercambian con el público de las primeras filas son tan genuinos que resultan hasta embarazosos.

La participación del público en esta obra es fundamental, no sólo por los cortejos del principio, sino porque la obra tiene un presentador mágnífico, que representa la nota más cómica de la obra. El presentador continuamente nos habla a nosotros y nos introduce en la historia como algo más que oteadores pasivos, apela continuamente a la intervención del público, a traves de risas, aplausos, preguntas e incluso bailes en el escenario con "voluntarios obligados" del público.

La interpretación es impresionante, las prostitutas cautivan, el escritor te enamora, el judio te da lástima y hasta el nazi resulta repulsivo. Las putas no son bellas y fastuosas, tienen sus arrugas, sus moratones y sus heridas de guerra, no resultan delicadas y enigmáticas, sino más bien vulgares y mediocres... en la historia, la crudeza y la asquerosa realidad que trasmiten no es trivializada en ningún momento. Está muy bien conseguido, ya que te hacen pasar de la risa a la trsiteza en un segundo. Te pones literalmente en manos de los actores, te dejan indefenso y consiguen que la historia te llegue, es imposible verla desde fuera, sin sentirse participe y sin sentirse conmovido.

En definitiva, tanto canto, como música, como interpretación es divino. Como dice el presentador, Cabaret es divino, las mujeres son divinas, y hasta la música es divina.

En esta ocasión tuvimos la suerte de hacernos una foto con la protagonista, Sally Bowles interpretada por Marta Ribera (profesora en UPA Dance), ya que nos la encontramos en el bar a la salida. Decir que estuvo dispuesta y encantadora con nosotras.

Y bueno sólo me queda decir, muchas gracias a Teresa por invitarme, me ha gustado mucho y animo a todos los que puedan a adentrarse en el mundo de.... Cabaret! Os dejo que os deleiteis un ratito con una de sus canciones que seguro todos conoceis.





2 comentarios:

  1. Muy currado, si señorita. La verdad es que estuvo muy, pero que muy bien, ¿verdad?. A ver si lo repetimos otro dia, guapa.

    ResponderEliminar
  2. Hola bonita, que gusto verte por aqui.

    A ver si te apuntas al gimnasio y nos vemos más amenudo.

    Aunque ahora que tengo las clases al lado de tu casa, tenemos que quedar un día para desayunar :)

    Besicos

    ResponderEliminar